LOS ELEGIDOS DE OCTUBRE

VARDA CLUB2 (1).png

Este mes seleccionamos para nuestro combo dos etiquetas de la Bodega Benegas. La línea Family lleva los nombres de los hijos de Federico J. Benegas Lynch. Son vinos que sorprenden por su fruta fresca, y también por su intensidad, balance y elegancia, que fueron criados durante 6 meses en barricas de roble francés.

 

LUNA BENEGAS CABERNET SAUVIGNON, un varietal de profundo color rojo con destellos morados, con gran intensidad en nariz y entrada en boca amable y suave. Es equilibrado de taninos redondos y con un final herbáceo en el que se destacan notas de eucalipto.

Las uvas provienen de la Finca Libertad sobre la costa alta del río Mendoza en Cruz de Piedra, Maipú.

Luna Benegas 2019 es un vino premiado con 92 pts James Suckling. 

 

Este Cabernet Sauvignon es ideal para maridar con UN NOVIO PARA MI BODA, una película encantadora y divertida y a la vez profunda. Esa variedad de sensaciones que despierta la historia se asimilan a las que el vino genera en el paladar con su entrada amable y su persistente final.


 

JUAN BENEGAS MALBEC, con intenso color rojo cereza y reflejos violáceos, en nariz la primera sensación olfativa es de fruta roja fresca. En boca se perciben taninos dulces y maduros.

Las uvas provienen de viñedos propios de diferentes alturas de Cruz de Piedra, Maipú y de Gualtallary, Valle de Uco.

Juan Benegas obtuvo puntuaciones por encima de los 90 pts en diferentes añadas para Austral Spectaror (Argentina), James Suckling y Wine Spectator (USA), entre otras.

 

Proponemos su maridaje con un thriller atrapante como UN HOMBRE PERFECTO, para disfrutar de la intensidad del vino junto a la intensidad de la trama.


 

Varda Club Premium
Seguimos con nuestra ETIQUETA PREMIUM: TEMPLUM MALBEC 2015. Como hay películas que son gemas para ser descubiertas, los vinos de Cavas La Capilla también lo son. Esta etiqueta Premium es ideal para maridar con un gran plato o degustarlo solo en una noche con tiempo y excelente compañía. La intensidad está presente en el color, el aroma y la estructura en boca, persistente y elegante. El tiempo de su paso de 24 meses por barrica francesa de primer uso y de 12 meses más de estiba, impone una dedicación a la hora de beberlo: por lo menos abrirlo un rato antes y si es posible pasarlo a un decanter.
Y para potenciar los sentidos y aportar un toque delicioso, un mix de chocolates de variedad texturas y sabores.

Nuevo flyer  de varda club (1).png