Benzinho, amor de madre

Karine Teles (Bacurau) es la actriz, escritora y guionista de la película junto a Gustavo Pizzi, deslumbra con su mirada feminista y amorosa.



Irene (Karine Teles) es una madre de familia de 40 años que vive junto a sus cuatro hijos en Petrópolis (Rio de Janeiro). Uno de ellos, el mayor, acaba de conseguir un contrato con un equipo alemán para jugar profesionalmente, lo que le obligará a mudarse a otro país. Irene deberá aprender a construir su nuevo día a día y a mantener a su familia unida.


FICHA TÉCNICA

#Brasil

Duración: 1h. 35m.

Productor: Tatiana Leite, Rodrigo Letier, Agustina Chiarino, Fernando Epstein, Gustavo Pizzi.

Guión: Gustavo Pizzi, Karine Teles.

Dirección de Fotografía: Pedro Faerstein.

Editor: Lívia Serpa.

Musica Original: Daniel Roland, Maximiliano Silveira, Pedro Sá.

Diseño de sonido: Rafael Alvares, Roberto Espinoza, Pablo Bahamondez.

Dirección de Arte: Dina Salem Levy.

Intérpretes: Karine Teles, Otávio Müller, Adriana Esteves, Konstantinos Sarris, César Troncoso.

Productora: Bubbles Project,Baleia Filmes,TVZero,Mutante Cine,Canal Brasil,Telecine.




Plataforma Eyelet, para ingresar hay que generar un usuario

Película con sistema de alquiler por 48h.

Primer alquiler gratuito y luego el pago es con tarjeta de crédito

en pesos según el monto indicado


GUSTAVO PIZZI

Nació en 1977, en Brasil. Se graduó en Cine de la Universidade Federal Fluminense (UFF) en Río de Janeiro. En 2006, realizó su primer documental Simple Past , sobre los burdeles más famosos de Río de Janeiro. Pizzi escribió el guión de su primer largometraje Craft (2011) junto con su esposa, la actriz Karine Teles, quien también interpreta el papel principal. Por esta película, ganaron el premio al Mejor Guión en el Festival de Cine de Gramado. Para la película dramática familiar de Pizzi Loveling (2017), colaboraron de la misma manera. Pizzi también ha trabajado como productor.




El machismo, mal endémico


Karine Teles se muestra muy crítica con la política de su país, sumido en un profundo desencanto y en cuya estructura social continúan presentes las desigualdades y la corrupción económica. “Hemos sufrido un tremendo retroceso en poco tiempo. Los avances que habíamos conseguido se han quedado estancados. La desigualdad es una realidad y un enorme problema. Tenemos grandes millonarios y mercados de lujo y personas que se mueren de hambre. Y la corrupción en política es un veneno poderoso que frena nuestro avance. Por eso como artistas, nuestro deber es pensar en las personas de hoy y hablar de las necesidades más urgentes”.


El machismo es otro de los males endémicos que lastran el progreso de la sociedad brasileña. “Aquí estamos muy atrasados en la batalla feminista, existe un movimiento fuerte y activo, pero siendo Brasil un país continental que es fruto de la cultura de la violación (nuestro mestizaje es mayoritariamente fruto de abusos por parte de los colonizadores) todavía nos queda mucho por discutir, explicar y cambiar. Son innumerables los casos de asesinato y violencia contra la mujer todos los días, y aún así, la primera reacción es cuestionar a la víctima”.


‘Siempre juntos (Benzinho)’ sigue la línea de algunas películas brasileñas que nos han llegado en los últimos años, y que intentan poner de manifiestos estos problemas a través de la reivindicación. Es el caso de la magnífica ‘Doña Clara’, de Kleber Mendoça Filho o ‘Una segunda madre’, de Anna Muylaert, en la que Teles también participó como actriz. “Son una excepción, las mujeres seguimos siendo insuficientemente retratadas, pero sí es cierto que estas películas aportan un rayo de luz, porque se trata de retratos femeninos muy fuertes, muy contestatarios, de mujeres que se encuentran oprimidas en sus entornos cotidianos y siguen dando ejemplo con su entereza a la hora de enfrentarse al poder establecido”. 


Fuente: El Periodico

https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20180805/entrevista-karine-teles-siempre-juntos-6977150